Cuál es el piso del dólar y el techo para bonos y acciones

Publicado por: Real Chubut - Agencia de Noticias 11-07-2019 Economía

El billete bajó y mucho, y los papeles no paran de subir. Cae el riesgo-país y entran fondos para colocarse en pesos. En el mercado se preguntan hasta cuándo sigue el rally. Aquí las opiniones de los expertos Gustavo Neffa, de FinGurú; Fernando Camusso, de Rafaela Capital y del analista financiero Christian Buteler.

Pregunta: ¿Es un piso la figura de 42 para el dólar?

Gustavo Neffa: Eso dependerá del contexto externo, desde donde provino la mayor parte de las subas de los últimos meses a la par de la baja de tasas de mercado y las altas tasas de referencia en Argentina. Puede que no, y que siga cayendo previo a las PASO, pero ya no a la misma tasa, hasta la zona de $40.

Fernando Camusso: Entre 41,60/42 debería estar el piso. Cierto es que el BCRA no debería haberlo dejado caer tanto, sin embargo pensamos que es una jugada más bien estratégica que le daría cierto margen si las PASO no son lo que esperan el Gobierno y el mercado. De hecho casi u$s1.200 millones de compras directas al Tesoro y las fuertes compras de contratos de futuro, con récord para el interés abierto en Rofex, muestran esto. Obviamente sin la constancia de la contracción monetaria que el BCRA cumplió por noveno mes consecutivo sería difícil. A esto se agrega que creció algo la demanda de dinero. El veranito debería continuar hasta las PASO. No olvidar que el mercado internacional ayuda.

Christian Buteler: Si no es el piso, creo que estamos muy cerca, porque la inflación sigue acortando distancias. Empiezan a caer las liquidaciones del campo y la cercanía con las PASO probablemente traiga algo más de demanda.

P.: ¿Preocupa el atraso cambiario vs. inflación y ITCRM abajo de 110?

G.N.: A mí, sí. Personalmente creo que el modelo de país al que debemos aspirar debería ir acompañado de un tipo de cambio competitivo que potencie los sectores generadores de divisas genuinas de la economía argentina como el turismo receptivo, el complejo agrícola, ganadería, Vaca Muerta y exportaciones de productos regionales desde el interior del país. Que se vuelva al tipo de cambio real de 2015 es un desacierto si Argentina quiere crecer al 3%/4% en forma sostenida si logra bajar el peso relativo de la deuda pública con el tiempo y elevar el ratio de inversión a PBI por encima del 20%.

F.C.: Si es solo una estrategia para calmar las aguas en un año electoral, no es para preocuparse. Si pasa a ser parte de la política del BCRA, desde luego que sí. El ITCRM en junio estaba en 116 y ahora en 109. Aún con la inflación desacelerando, es un ritmo muy alto de pérdida de competitividad precio. Incluso cayó el ITCR bilateral con la UE. Si empezamos así, luego tendremos dificultades. Además, en Argentina el atraso cambiario siempre es una preocupación, porque el tipo de cambio después ajusta con overshooting, posteriormente viene el violento passthrough y al resto ya lo conocemos. Recordar que los precios hoy tienen incorporado un dólar de $46.

C.B.: El dólar subió mucho el año pasado y no veo que en estos niveles esté atrasado. No me preocupa un atraso cambiario. Sí la falta de competitividad por los costos e impuestos que restan eficiencia a la economía.

P.: ¿La pax cambiaria dura hasta las PASO, o más allá?

G.N.: Hasta las PASO veo estabilidad cambiaria. Entre el 27 de agosto y las elecciones de octubre y el balotaje de noviembre habrá presión al tipo de cambio y pondrá a prueba la estrategia del BCRA que estaría ampliando en breve su poder de fuego en el mercado de futuros, si el FMI lo autoriza.

F.C: Por ahora no se puede ver más allá de las PASO.

P.: ¿Se dan vuelta los carriers? Si la respuesta es afirmativa... ¿para cuándo?

G.N.: No hay grandes razones para esperar una gran devaluación ni un overshooting del tipo de cambio. Habrá presiones que irán de la mano de más reticencias de los exportadores para liquidar los dólares pero sobre todo en base a cambios en el contexto internacional. Los carriers pueden revertirse en base al aumento en el riesgo electoral y también por los derivados del peso de las Leliq y del programa monetario y la inflación.

F.C.: No hasta las PASO. Las PASO son el horizonte de largo plazo de Argentina.

C.B.: El primer semestre fue el semestre del carry trade. Ahora los riesgos a medida que nos acercamos a las elecciones son altos porque es mayor la posibilidad de tener algún rebote en el tipo de cambio. Vender a estos precios para colocar a tasa no me parece atractivo.

P.: ¿Pueden seguir comprimiendo las TIRes de los bonos? ¿Y el riesgo-país y los CDS?

G.N.: En caso de reelección de Macri veo una baja del riesgo-país a la zona de los 650/700 puntos básicos para fines de noviembre. No mucho más allá de eso, con aplanamiento de la curva pero que difícilmente adopte una pendiente positiva.

F.C.: Sí, aunque en dos velocidades. Hasta las PASO la mayor compresión ya se dio en todos los tramos de la curva. El tramo medio/largo lo puede seguir haciendo. El tramo corto como AO20 o AY24 también comprimió, más de 300bp si tomamos TIRes de 18% desde donde le costaba bajar. A partir de las PASO el tramo corto tiene margen de compresión en la medida que la diferencia en contra del oficialismo no sea mayor a 7 puntos. De ser menor, la compresión podría acentuarse hasta 300 pb adicionales. Lo contrario ocurriría si la diferencia fuera mayor. Riesgo país, con igual comportamiento que el tramo corto de renta fija.

C.B.: A partir de ahora nos vamos a mover al ritmo de las elecciones y eso es lo que internamente más va a pesar a la hora de elegir mantenerse en bonos o salir. Las declaraciones de los candidatos y los resultados de las encuestas son los drivers que moverán el mercado.

P.: En acciones, ¿tienen margen los ADR para seguir subiendo?

G.N.: Claro que sí, y bastante, concentrado en aquellas empresas con un gran descuento por el riesgo político como los bancos, las utilities y las petroleras.

F.C.: Sí, todavía tienen upside, sobre todo compañías con ingresos en dólares. Vemos un 15% de recorrido adicional si el año electoral beneficia al Gobierno. Luego, un amesetamiento hasta ver que sucederá a partir de 2020. Igualmente la cuestión política es la que manda.

C.B.: En acciones estoy esperando una toma de ganancias y hasta sería sano. Subieron bastante. Después si retoman el sendero alcista o no dependerá de cómo siga la economía. De si hay una recuperación un poco más duradera.

P.: ¿Y el SP/Merval? ¿Puede mantenerse arriba los 1.000 dólares?

G.N.: Depende de si tiende a cerrarse la brecha en la intención de votos entre Fernández y Macri para la primera ronda, nuevos máximos del equity norteamericano y tasas bajas de Treasuries externos.

F.C.: Sí, con la misma lógica mencionada arriba.

C.B.: En el cortísimo plazo puede pasar. Pero en el mediano plazo no lo veo muy sustentable.

Fuente: Ámbito

COMPARTIR EN:

 

DEJANOS TU COMENTARIO - TU OPINION NOS INTERESA