Preocupado por la caída de imagen, el Presidente pidió más “esfuerzos”

Publicado por: Real Chubut - Agencia de Noticias 17-01-2018 Nacional


Las incipientes barbas blancas del ministro de Energía, Juan José Aranguren, y Oscar Aguad , su par de Defensa, dieron lugar a mordaces comentarios, al igual que la demora en llegar del titular de la Cámara de Diputados,Emilio Monzó , uno de los protagonistas de las decisiones más importantes que se tomaron en estos días.

Ajeno a estos detalles, y como un boxeador "tiempista" que recibió castigo y ahora regula energías, el presidente Mauricio Macri dejó en claro ayer, durante la reunión de gabinete ampliado, que no dará "batallas innecesarias" en el Congreso ni buscará confrontar con el PJ luego de la marca indeleble que dejó la "batalla" por la reforma previsional.

"Sabíamos que cuando se tratan temas conflictivos se puede perder capital político, pero estábamos preparados para eso", dijo el jefe de Gabinete, Marcos Peña , según contaron a LA NACION tres de los asistentes a la primera reunión de ministros desde el retorno de Macri de sus vacaciones en Villa La Angostura. Sus palabras, recordó un ministro, eran las mismas que pronunció el Presidente en la última reunión de gabinete antes del receso, cuando la batahola que afectó al Congreso impactaba de lleno en el ánimo del Gobierno y en las encuestas de opinión.

La decisión de no convocar a sesiones extraordinarias para el mes próximo fue explicada por Peña ante los ministros -después lo haría ante la prensa- con ideas precisas en relación con el futuro. "Vamos a buscar leyes que salgan con consenso, como siempre lo hemos hecho, no vamos a ir a la pelea", agregó el jefe de Gabinete.

Uno de los miembros del gabinete explicó a LA NACION: "Se van a tratar de aprobar leyes con 150, 160 votos, y evitar lo que pasó en diciembre. Si no lo hacemos, ellos se pueden unir y sacar leyes que después habría que vetar", afirmó el alto funcionario en relación con la estrategia parlamentaria. Alguien recordó con ironía que Miguel Pichetto, hoy por hoy el principal responsable de frustrar los planes del Gobierno en el Parlamento, habló de "gobernar con las leyes que hay", y pidió "hacerle caso".

Pérdida

Si bien Peña no dio datos concretos, la pérdida de puntos en la consideración ciudadana ya tiene cifras dentro de la Casa Rosada. "Perdimos todo lo que ganamos en las elecciones, unos quince puntos de imagen positiva", reconoció un ministro importante.

A tono con el llamado al consenso de Peña, Macri dio como ejemplo exitoso la "mesa forestal industrial" que encabezó anteayer en la Casa Rosada, y pidió a los ministros que se "esfuercen" por replicar en sus áreas de acción esa mesa sectorial que depende del ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. Y reiteró, antes de que el ministro de Hacienda hiciera un extenso repaso de los números de la economía, que está vigente el pedido de austeridad en el manejo de los fondos públicos. "Hagamos lo que tengamos que hacer. Cuidemos el mango de la gente", dijo el Presidente, según dos ministros.

En tren de buscar aliados, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dio a sus pares un top ten de gobernadores opositores que "están ayudando a nuestro esfuerzo", y ubicó en la cima del ranking a los peronistas Hugo Passalacqua (Misiones), Juan Schiaretti (Córdoba) y Gustavo Bordet (Entre Ríos). Una manera de aconsejar a los ministros para que colaboren con los "peronistas razonables" en cada área de gestión.

A su turno, Dujovne dio números y cifras de un panorama que juzgó alentador, con una inflación en baja y un crecimiento "parecido al que se da en el resto de los países de la región" -alrededor del 3 por ciento anual-, sin que nadie objetara su visión optimista de la coyuntura. El coordinador del gabinete Mario Quintana negó que se hayan "relajado" en la pelea contra el aumento de precios con los anuncios que hace quince días hizo el jefe de Gabinete junto al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger; Dujovne, y el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

El canciller Jorge Faurie planteó también buenas perspectivas en lo que hace a los acuerdos entre el Mercosur y la Unión Europea y el eventual ingreso del país en la OCDE.

"Lo que dijo Peña era lógico, nadie pensaba que nos fueran a aplaudir si nos metíamos con los jubilados", reflexionó un ministro, satisfecho luego de la primera reunión con Macri en 2018.


Fuente: La Nacion


COMPARTIR EN:

¿QUE TE PARECIO ESTA NOTICIA?

DEJANOS TU COMENTARIO - TU OPINION NOS INTERESA