Moyano alteró agenda del PJ; negocian tregua con Espinoza

Publicado por: Real Chubut - Agencia de Noticias 29-01-2018 Nacional


LA NUEVA CONDUCCIÓN DEL PERONISMO BONAERENSE NEUTRALIZÓ BOICOT K Y LANZÓ CRÍTICAS A CAMBIEMOS - El matancero se quejó del acercamiento "inconsulto" a Massa, Bossio y Randazzo. La marcha opositora que organizan el camionero y Barrionuevo obligó a posponer Congreso.


El calendario peronista entró en ebullición este fin de semana en San Bernardo. El bloque de intendentes del PJ bonaerense neutralizó el intento de boicot lanzado por el kirchnerista Fernando Espinoza para vaciar el debut de la nueva conducción al frente del Consejo partidario, pero debió reagendar la convocatoria al Congreso del PJ para no quedar pegado a la marcha convocada por Hugo y Pablo Moyano para el 22 de febrero.

Espinoza, desplazado por Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverría) de la jefatura del PJ bonaerense se bajó junto a Verónica Magario (La Matanza) de la cumbre peronista del viernes pasado en la costa atlántica, Y comenzó a llamar por teléfono a los consejeros para vaciar ese encuentro al que tampoco asistieron dirigentes de La Cámpora, como Eduardo "Wado" De Pedro o intendentes ultra K como Jorge Ferraresi (Avellaneda), Juan Ustarroz (Mercedes) y Francisco "Paco" Durañona (San Antonio de Areco) quienes, pese a estar invitados, no se presentaron en el plenario del Consejo. Sin embargo, la nueva conducción logró presencia casi perfecta. De los 47 consejeros, solo faltaron Espinoza, Magario y los intendentes Juan Carlos Veramendi (Ranchos), Juan Carlos Gasparini (Roque Pérez) -ambos ausentes por enfermedad- y Mariso Merquel (Saavedra), de vacaciones.

Pablo Moyano, vicepresidente segundo del PJ bonaerense, fue uno de los más críticos a la hora de trazar un diagnóstico político y social de la gestión de María Eugenia Vidal. El camionero lanzó junto a su padre la convocatoria a una marcha opositora pera el próximo 22 de febrero, medida que descalabró la agenda del peronismo bonaerense. Es que el Congreso del PJ estaba organizado con anterioridad para el 16 de febrero en el camping del gremio que encabeza Moyano hijo en Mar del Plata. Los intendentes peronistas no quisieron quedar pegados a la marcha del sindicalismo y para separar las aguas decidieron reagendar el llamado al Congreso para el 3 de marzo, después de la movilización convocada por Moyano y Luis Barrionuevo. 

Sin el ala kirchnerista en el recinto del Almarena Boutique Hotel, el Consejo del PJ bonaerense ingresó por primera vez en estado deliberativo con nuevas autoridades y con el peronismo fuera del poder tanto en Nación como en la provincia de Buenos Aires. Tanto Menéndez como Gray exhortaron a la unidad y lanzaron críticas al Pacto Fiscal por "avasallar las autonomías municipales" así como la presunta intención de la administración de María Eugenia Vidal de lanzar una reforma jubilatoria a través del Instituto de Previsión Social que encabeza Christian Gribaudo, brazo político de Daniel "Tano" Angelici. 

A la distancia, y sin dar el debate en el Consejo, Espinoza y el kirchnerismo le achacaron a Menéndez tomar decisiones inconsultas como el acercamiento pictórico con peronistas como Miguel Pichetto, Diego Bossio, Florencio Randazzo y Sergio Massa, todos enfrentados a Cristina. Si bien la nueva conducción admite que la expresidente es la dirigente peronista con más votos, no sólo en provincia de Buenos Aires sino también en el pais, ahora apunta a reunificar a los distintos sectores pero sin el liderazgo -al menos visible- del kirchnerismo duro. La derrota de Daniel Scioli en 2015 sumada a la caída de Cristina ante Esteban Bullrich en las legislativas de 2017 llevaron a los intendentes a emerger como los únicos jefes territoriales que sobrevivieron en Buenos Aires a la debacle electoral del PJ caída que arrastró distritos hsitóricamente peronistas como Quilmes, Lanús, Tres de Febrero o Morón, ahora pintados de amarillo por Cambiemos. 

"Con Néstor y Cristina vimos ese legado en el Gobierno, un país con crecimiento económico e inclusión social. Ahora debemos ser mejores y más creativos para ofrecer una alternativa con capacidad de representación de la mayoría de la gente que está disconforme con este Gobierno del ajuste y la exclusión", fue el texto central que acordaron los consejeros del PJ. La sorpresa fue la presencia de Roberto Baradel, titular de Suteba, el gremio que funciona como archinénmesis de María Eugenia Vidal en la pelea por la paritaria docente. La aparición de Baradel no cayó del todo bien entre algunos intendentes del conurbano bonaerense que ven al sindicalista como un dirigente de izquierda ajeno al peronismo. El que no estuvo en la reunión del Consejo PJ fue Martín Insaurrlade (Lomas de Zamora), el intendente que hace equilibrio ante el Frente Renovador de Sergio Massa, el kirchnerismo duro y también el sector sindical de los Moyano para anotarse en la carrera por la gobernación 2019. Presuntamente de vacaciones, a su regreso, el alcalde de Lomas buscará junto a Gray ensayar una tregua con Espinoza para pacificar la reunión del Congreso, órgano que preside el matancero, el próximo 3 de marzo, apenas dos días después del discurso inaugural de sesiones ordinarias que realizará el Presidente de la Nación en el Congreso.

Fuente: Ambito


COMPARTIR EN:

¿QUE TE PARECIO ESTA NOTICIA?

DEJANOS TU COMENTARIO - TU OPINION NOS INTERESA