Aranguren llegará a Chubut para imponer la megaminería

Publicado por: Real Chubut - Agencia de Noticias 10-02-2018 Nacional


La puesta en marcha de la magaminería en Chubut es una de las prioridades productivas del macrismo, y para eso viajará el ministro Aranguren. Explotar la plata y el uranio de la Meseta Central son parte del ansiado botín a conquistar, junto al codiciado proyecto Navidad.

El 21 de febrero, el ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren desembarcará en Telsen para reunirse con intendentes de la Meseta chubutense para avanzar con mayor presión todavía con la megaminería, poniendo el foco en la extracción de plata en el Proyecto Navidad y en la explotación uranio para las centrales nucleares.

El arribo del ex CEO de Shell responde a la avanzada prominera que el gobierno de Mauricio Macri viene impulsando desde su llegada a la Casa Rosada, que tomó especial impulso con el Acuerdo Federal Minero y se aceleró notablemente con el viaje del Presidente a Rusia y Davos.

La minería es uno de los tres focos productivos que son prioridad en la gestión macrista, junto a los recursos no convencionales de Vaca Muerta y la intensiva explotación sojera en los fértiles campos argentinos.

 

Rechazo social y obsesión macrista

 

El macrismo no está dispuesto a permitir que haya una provincia que impida la megaminería y por eso avanzó con acuerdos mineros por fuera de los funcionarios chubutenses y desoyendo la fuerte impronta de rechazo existente en buena parte de la población de Chubut que tiene su epicentro en el movimiento antiminero de Esquel.

Los grupos por el No a la Mina consiguieron una victoria histórica con el plebiscito de 2003 que impidió el avance de la minera Meridian Gold sobre la cordillera chubutense, y esa impronta se extendió a buena parte del país generando prohibiciones en7 provincias.

Tras las promesas de Macri al CEO de Pan American Silver, Ross Beaty, para abrirle las puertas en Chubut al Proyecto Navidad y el memorándum con las compañías rusas para extraer el uranio de Cerro Solo; Aranguren vendrá con el paquete cerrado y con moño, solo necesita profundizar la grieta por donde puedan filtrarse las empresas mineras.

La Patagonia no es tierra fértil para algunas de las políticas extractivistas, sino más bien una piedra en su zapato productivo y así lo experimentó cuando tuvo que digerir el amargo sabor del fracaso con su propuesta de instalación de una nueva central nuclear en Río Negro.

Habrá que ver si consigue doblegar al mayor movimiento antiminero de Latinoamérica y si 15 años después del triunfo que conmovió a la Cordillera el NO a la mina sigue manteniendo fortaleza y capacidad de lucha para neutralizar la embestida macrista en la Meseta chubutense; o si se filtra la zonificación de las multinacionales mineras.

Fuente: Infoleaks


COMPARTIR EN:

¿QUE TE PARECIO ESTA NOTICIA?

DEJANOS TU COMENTARIO - TU OPINION NOS INTERESA