Vuelve la doble escala de impuestos para 0 km y aplica a autos de más de $ 1.500.000

Publicado por: Real Chubut - Agencia de Noticias 18/12/2019 Economia



La primera alícuota impactará en un 25 % el precio final, mientras que la segunda lo incrementará en un 54 %.

Dentro del megaproyecto de ley que el Gobierno de Alberto Fernández envió al Congreso, se incluye una modificación de los impuestos internos a los automotores, tanto por una baja en su base imponible como por sus escalas.

La idea es que desde el 1° de enero vuelvan las dos escalas de alícuotas, con una base que arrancará en los $ 1.500.000.

Conocido también como impuesto al lujo, este gravamen se venía aplicando hasta ahora para modelos cuyo valor de lista superaban los $ 1.830.000, que pasaban a pagar una alícuota del 20 %, que se traducía en un 25 % en precio al público.

La administración anterior había anunciado que este esquema si iba a mantener al menos hasta finales de febrero del año que viene. Pero un cambio a principios de mes por parte de la AFIP anunciaba su ejecución tal cual estaba diseñada hasta el 31 de diciembre.

Con el nuevo proyecto se establece un desdoblamiento del impuesto. La base imponible para la primera escala, con la alícuota del 20 %, se aplicará ahora a partir de los modelos que cuesten en torno a $ 1.300.000 antes de impuestos (que representa un precio final de 1.560.000), según publicó Ámbito Financiero.

Pero aparecerá de nuevo la segunda escala del 35 % aplicables antes de impuestos a los modelos de $ 2.400.000. Esta hará que los vehículos se incremento efectivo sobre el precio final del 54 %.

De esta manera, el impuesto va a terminar impactando a modelos de gama media y las versiones más equipadas de autos chicos y compactos.

Durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner, se había modificado lo que era conocido como "impuesto al lujo", estableciendo desde diciembre de 2013 dos escalas de impuestos internos. La primera era del 30 %, que impactaba en un 50 % sobre el precio final, y la segunda era del 50 %, que llevaba a un 100 % sobre el valor de venta al público.

El primer impacto lo recibieron los importadores y las marcas de lujo. Pero a medida que los precios de los 0 km se iban moviendo al ritmo de la inflación, muchos modelos de gama media terminaron siendo alcanzados por el gravamen, varios de ellos de producción nacional.

En aquel momento se había argumentado que la medida era necesaria para evitar la fuga de divisas.

 

Fuente: Clarin.com

  •  

COMPARTIR EN:

 

¿QUE TE PARECIO ESTA NOTICIA?